Relato cornudo: Una pareja y un camionero que hará cambiarlo todo.

Ha sido un fin de semana increíble, yo y mi novio hemos recorrido todo el norte de España y la experiencia que en un inicio me parecía un poco pesada ahora me puedo decir que me ha encantado!

Iniciamos la vuelta pero la verdad entre la lluvia y el cansancio no podemos seguir más y él es el primero que va avisando que en cualquier momento pararemos porque se está durmiendo.

A la altura de Zaragoza me dice que pararemos en un área de parada de coches y camiones. Tras llegar se baja para mear y se vuelve al coche a dormir.

“Estoy reventado cariño, aquí podremos dormir un rato sin problemas”.

 

Yo la verdad estoy despejada, y le dejo que descanse, pero para variar en mi me entran ganas de mear, no sé si salir o no porque me da pánico tanta oscuridad pero es que no me aguanto.

 

Por cierto, os comento que tengo 27 años, soy morena, tengo ojos verdes, delgadita con unas tetas pequeñas y un culito respingón que es mi mayor atractivo a la vista de las miradas que recibo.

 

Me decido a bajar, y me voy detrás de unos árboles, encima empieza a llover, que suerte tengo voy pensando, hasta que de repente delante mío veo que se mueve algo y un tío que ni ha visto se saca un pedazo de polla enorme y empieza a mear.

 

 

Yo me levanto de golpe como si no hubiera visto nada, pero el al verme sonríe y dice: “nena, que susto me has dao! Estabas meando aquí sola?” yo le respondo sin mirarle porque el cabrón me habla mientras mea sin taparse lo más mínimo “estoy con mi novio, y sólo he bajado a mear”.

 

“Pues bombón, si quieres sube a mi cabina y sécate que estás empapada, tomate un café y ya está”. Le digo que ni de coña, aunque estoy congelada y ese café me vendría de lujo.

 

Cuando me estoy alejando, me dice que si no lo acepto él se va a dormir y si me congelo que me tendré que joder.

 

Maldito cabrón pienso, venga va subiré pero como te intentes pasar me pondré a chillar.

 

Subo a la parte de atrás y flipo, tiene un sillón, colchón de matrimonio, cafetera y una tele! Joder que sorpresa!

 

Me pone el café y me siento en el sillón, joder que bien, y además ese tío con pinta de cerdo me va hablando y me hace sentir de puta madre, es un tío encantador, que boba soy!

 

A todo eso me da una toalla y me dice que me seque, yo me seco el pelo y él me dice que si quiero cambiarme algo de ropa? Le digo que me vendría bien y me voy al coche cojo ropa de la maleta del maletero y vuelvo (mi novio está roncando como un oso a todo esto).

 

Al subir el tío me dice que él se va a la cabina y me puedo cambiar sin problemas, yo le digo que no hace falta pero que no se gire.

 

Que tonta soy, a la que me quito una pieza ya veo que está girándose constantemente. Me he tapado como he podido pero seguro que me ha visto desnuda.

 

Sin mediar palabra me dice yo también me cambio y sin que yo me gire ni nada se desnuda delante mío y se pasea buscando ropa hasta que encuentra un pantalón de chándal y una camiseta. Yo estoy medio ida porque de cerca esa polla aún parece más grande, lo que el aprovecha para que todo chulo decirme: “me has visto la polla dos veces, y creo que estás un poquito impresionada, no crees que sería justo que yo te vea algo a ti?”

 

Yo estoy en shock, quiero ir corriendo, pero dejemos de niñerías esa polla es enorme!!!

 

“No sé qué estoy haciendo, pero lo único que me apetece es volver a ver esa polla”. Tras estas palabras que sale de mi boca lo siguiente que hago es sacar mi camiseta, levantar mi falda, poner una pierna en cada brazo del sillón, sacar mis tetas de mi sujetador y apartar mi tanga para qué es hijo de puta tenga una visión perfecta de mi coño rojo e hinchado de la excitación por la locura que voy a cometer.

 

 

“¿Esto querías? Pues aquí lo tienes pero quiero ver ese rabo ya mismo, él se ríe en mi cara y dice “menuda zorrita tenemos aquí” y se saca esa polla y empieza a pajearsela.

 

Yo estoy embobada mirando esa polla mientras me toco el coño, masturbándome y metiendo dos dedos…esta empapado.

 

Él va acercándose, hasta que su polla está a centímetros de mi cara, lo siguiente podéis imaginarlo, abro mi boca y saco la lengua lo que el rápidamente aprovecha para empezar a follarme la boca, joder casi no me cabe! Es muy grande.

 

Con sus dedazos se hace con mi coño y me lo toca y maltrata follándoselo con un dedo, luego dos y hasta tres.

 

La mandíbula me duele, pero de repente el me coge me apoya de espaldas en el sofá, coloca su polla en mi coño y la hunde de golpe.

 

“Aaaaaarrrrgggg, me rompes cabrón! Es enorme, paraaaa”.

 

No hace ni caso y cogiéndome de las caderas bombea con todas sus fuerzas, más que suspirar gruñe y esa sensación tan salvaje aún me pone más cachonda, le digo que siga, que no pare, que me rompa, y obediente me folla aún más fuerte, joder que polla bufffff no he sentido algo así en la vida, parece que no pueda abrirme más y además está dura y caliente como acero.

 

Tras muchas embestidas veo que escupe en mi ano…maldito cabrón no pretenderá….”Aaaaaahh”…hijo de puta me ha metido un dedo en el culito de golpe, no le permito ni a mi novio que me folle el culo, menos a esta animal.

 

“El culito déjalo tranquilo idiota”

 

“Mira zorra te callarás y te haré lo que me dé la gana, déjate ahora de condiciones que estás gozando como hace años no lo haces”, esta última frase lo dice agarrándome del pelo y hundiendo más su polla en mi coño y el dedo en el culo.

 

Veo que no hay pérdida, y si… Esa rudeza y mala educación que tiene me pone más caliente aún.

 

A continuación me relajo y dos dedos me follan hasta que veo que saca su polla de mi coño, escupe en su mano, coloca su polla en mi culo y por una vez en toda la sesión es delicado empieza a empujar lentamente mientras por una parte masajea mis tetas y luego masturba delicadamente mi clítoris…. Buffffff me duele mucho cuando entra su polla en mi culito, pero está siendo delicado y quiero que siga, pasan los minutos y sigue entrando el dolor no desaparece pero cada vez es menor, cuando acelera su masturbación aprieta más hasta tenerla casi entera dentro. A partir de aquí vuelve a bombear cada vez más intenso, cada vez más rápido…mmmmmm joder como puede ser un puto desconocido me está destrozando el culito y me gusta!!!!!!

 

“Mmmmmmmmmmmm, sigue sigue más, no dejes de follarme, joder que bueno, esto es increíble!!sigue sigue que me correré le digo con la cabeza empotrada en el sofá y apretando mis tetas fuertemente.

 

El sólo gruñe y al oír el grito de mi orgasmo acelera sus bombeos, para acabar con un empujón enorme preludio de su primer, segundo y tercer chorro de semen que invade mi ano.

 

 

Tras esto, caigo rendida en el sillón completamente abierta y saliendo el semen de mi recto…él se ha levantado y ha ido a limpiarse con unas toallas que tiene en una estantería del camión.

 

De repente mi móvil me despierta de este “sueño”.

 

“¿Cariño dónde estás? Me he despertado y no te veo”

 

“Tranquilo cielo, ahora voy he ido a mear y ya vuelvo, estoy súper cansada”.

 

Sin decir nada, me voy a ir estoy avergonzada, mareada…y muy satisfecha. El me frena y me da un papel que cojo casi sin mirarle.

 

Salgo medio corriendo, me paro miro el papel y leo: 672349xxx cuando quieras llamas zorrita, y la próxima vez tendrás dos pollas para ti.

 

Tiro el papel, doy dos pasos y al tercero me giro cojo el papel y lo guardo en el bolsillo.

 

No tengo remedio, creo que a partir de hoy algo ha nacido en mí.

 

Autora: Nakris

nakris82@hotmail.com

Deja un comentario