Relato cuckold: La cena del cornudo.

Anteriormente tuve ocasión de decirlo públicamente, soy un cornudo. Hoy escribo por indicación de mi mujer para hacer público que he comprendido hasta qué punto soy cornudo y es mucho más de lo que yo podía imaginar.

Para quien no esté en ello (y quedan pocos), mi mujer era una chica recatada vistiendo y de comportamiento hasta que me pillo la gran afición al porno e historias de cornudos que tenía. En un momento en el que la rutina nos alejaba y mi trabajo nos alejaba aún más, ella se agarró un cabreo monumental cuando descubrió lo mucho que me gustaban las mujeres emputecidas y de alguna manera aquello terminó de un alejamiento en una bonita historia de cuernos que se hizo pública delante de todos nuestros amigos. Yo como os podéis imaginar descubrí que en efecto la conversión de mi modosa mujer en una infiel deslumbrante me derroto por completo y me dejo cautivo de su seducción. Comencé por ver como se empezaba a vestir apretado, con escotes, minifaldas y vestidos ceñidos.

Continuar leyendo “Relato cuckold: La cena del cornudo.”

Relato cornudo: Mi puta, su mujer. Parte 2.

Durante los cuatro días siguientes a la visita de Eva en mi despacho, me mantuve centrado en todos los temas laborales propios de mi nuevo cargo y que me ocuparon la práctica totalidad del día. Apenas tuve tiempo para comer y, mucho menos para descansar todo lo que yo hubiera querido.

Sin embargo, la nueva situación de Eva no se me quitaba de la cabeza y no había reunión, conversación o escrito en el ordenador en el que no se me fuera a la cabeza, en más de una ocasión, a mi nueva sumisa.

Continuar leyendo “Relato cornudo: Mi puta, su mujer. Parte 2.”

Drogas

Ella se encuentra mal, ella hizo de mulera en el viaje y ahora no puede sacarse la droga del interior de su coño… Cuando llegan al hotel piensan en cómo hacerlo sin tener que acudir al hospital y deciden la mejor opción, que su flujo le ayude a sacarlo ¿cómo conseguirán suficiente flujo? Puedes verlo en el siguiente cómic cornudo.

Continuar leyendo “Drogas”

Relato cornudo: Mi puta, su mujer. Parte 1.

Me llamo Pedro, trabajo en una multinacional donde después de varios años de esfuerzo conseguí ocupar un puesto directivo, el cual llevo desempeñando desde hace 5 años, y en el que dependía directamente del Director General, un viejo aburrido de todo y que sólo pensaba en su dorada jubilación. Actualmente estoy soltero y no tengo novia fija, pero no me faltan amigas con las que divertirme.

Finalmente, a principios del pasado mes de mayo nos anunció que el próximo mes de septiembre se jubilaba y que el Consejo de Administración había delegado en él la decisión de elegir a su sucesor, si bien esa decisión debía estar aprobada por el propio Consejo. Continuar leyendo “Relato cornudo: Mi puta, su mujer. Parte 1.”