Dejé que mi esposa fuese a la playa nudista con su amante y los espié.

Mi esposa me dijo que le hacia ilusión ir con su amante a la playa nudista y yo evidentemente le di permiso para que lo hiciese con la condición de que me dijeran donde iban a ir. Así que llegó el día y me escondí en la montaña de atrás para espiarlos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.